DESPERDICIO DE COMIDA EN MÉXICO

Silvia Ramírez

Hola gastrónomos el día de hoy les traemos un tema muy interesante y del cual nos gustaría que todos tomemos conciencia ya que como gastrónomos consideramos que gran parte de la responsabilidad recae en nosotros.

En México se desperdician 20.4 millones de toneladas de alimentos cada año, un promedio de casi 158 kilos por persona –por día medio kilo cada uno y 56,000 toneladas a nivel nacional–, según datos del Banco Mundial.

COSTOS DEL DESPERDICIO

La huella ambiental de este desperdicio es enorme. Esas 20.4 millones de toneladas de alimentos desperdiciadas en México generan 36 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), lo que corresponde a las emisiones anuales de casi 16 millones de vehículos.

La huella hídrica del desperdicio es también masiva. El agua utilizada en producir alimentos que luego terminan en la basura es de 40,000 millones de metros cúbicos, similar al consumo de agua de todos los habitantes del país durante 2.4 años.

Desperdiciar alimentos no es gratis. Las pérdidas económicas se estiman en 491,000 millones de pesos, aproximadamente el 2.5% del Producto Interno Bruto del año 2019.

Escucha nuestro podcast.

¿QUE PASA EN LOS RESTAURANTE?

Ahora pasemos al sector restaurantero el desperdicio alimentario es un problema mundial que afecta, en gran medida, al sector de la restauración. Se estima que más de un millón de kilos de alimentos se tiran a la basura cada año. Muchos productos frescos como frutas y verduras son eliminados de la cadena de suministro debido a su aspecto, al no considerarse óptimos para su venta y consumo. Además, un gran número de ellos, cuya fecha de caducidad es cercana, son descartados.

Reducir el desperdicio de alimentos puede suponer para el restaurante un ahorro de costos y trabajar de una forma más eficiente para rentabilizar el negocio. Además, es una manera de ayudar a preservar los recursos naturales de nuestro planeta. Por ello, es necesario diseñar algunas claves para que los restaurantes reduzcan el desperdicio de alimentos y aquí te mencionaremos algunas:

– Tener una buena planificación. Es básico que los restaurantes gestionen de forma eficiente sus recursos, lo que incluye no sólo el control de los alimentos, sino también la formación del personal. Contar con los proveedores adecuados y garantizar las condiciones necesarias de los alimentos durante la manipulación, almacenamiento y transporte, son factores fundamentales para evitar los residuos.

– La lista de la compra. Optimizar los pedidos y solicitar sólo las cantidades que sean necesarias, en base a las existencias y a la demanda. Además, es recomendable tener en cuenta los productos de temporada o con una fecha de caducidad próxima que aseguren el uso y consumo en corto tiempo.

– Control del stock. Es recomendable que los productos perecederos se etiqueten y almacenen correctamente, para que no se desperdicien los ingredientes antes de que se hayan cocinado.

– Etiquetar y poner fecha a todos los ingredientes.  

– Porcionar los ingredientes para evitar hacer requisiciones innecesarias.

– Adaptar las cantidades servidas. Identificar qué elementos del menú no suelen consumirse en su totalidad para así reducir las proporciones del plato.

– Ofrecer a los clientes llevarse las sobras. Para los clientes que haya pedido en exceso, ofrecer envases para que puedan llevarse las sobras ayuda a reducir el desperdicio de alimentos. Para esto hay que tener en cuenta la nueva legislación sobre plásticos que entrará en vigor en 2020, por lo que es recomendable que estos envases estén fabricados con materiales biodegradables como la celulosa o la caña de azúcar.

LA APP QUE EVITA EL DESPERDICIO DE COMIDA EN MÉXICO

Navegando en internet encontramos que existen proyectos como Cheaf que buscan generar un impacto favorable en el medio ambiente. Esta aplicación ayuda a que los restaurantes tengan menos pérdidas y a que los usuarios disfruten de ricos platillos de sus restaurantes favoritos a un precio muy accesible.

Cheaf, comida rica y amor por el planeta

Desde que arrancó el proyecto se han podido rescatar más de 1,200 kilos de comida, con esto se ha evitado la emisión de 1,800 kilos de CO2 en la atmósfera.

Y ustedes se preguntarán, pero… ¿cómo funciona? 

Existen proyectos como Cheaf que buscan generar un impacto favorable en el medio ambiente. Esta aplicación ayuda a que los restaurantes tengan menos pérdidas y a que los usuarios disfruten de ricos platillos de sus restaurantes favoritos a un precio muy accesible.

Según datos del Banco Mundial, en México se desperdician 20.4 millones de toneladas de comida al año; en promedio 158 kilos por persona, lo que equivale a 36 millones de toneladas en dióxido de carbono (CO2).

Cheaf, comida rica y amor por el planeta

Desde que arrancó el proyecto se han podido rescatar más de 1,200 kilos de comida, con esto se ha evitado la emisión de 1,800 kilos de CO2 en la atmósfera.

Antes que nada se tiene que descargar la aplicación que es completamente gratuita. En ella, los restaurantes y comercios inscritos ofrecen paquetes de comida en buen estado que no logran venderse durante el día. Todo está en perfecto estado y sigue fresco.

Cada lugar forma paquetes de acuerdo al inventario que tienen y los venden a las personas a una tercera parte del precio original. El usuario interesado escogerá el lugar de su elección y apartará su pedido.

Kim Durand, creador y CEO de Cheaf  comento en una entrevista que “La finalidad es ayudar a los restaurantes a vender sus productos al día siguiente de la producción para que no se desperdicien.”

Y aquí te mencionamos el paso a paso lo que tienes que hacer para ordenar tu primer pedido:

  1. Al abrir la aplicación, conocerás los restaurantes que tienen paquetes de comida para ser rescatados. Verás su valor original, así como el precio con descuento a pagar por ellos.
  2. Elige el que más te guste y genera la reserva. Se puede pagar con tarjeta por medio de la aplicación o en efectivo al recoger el pedido. 
  3. Dirígete al local en el horario indicado y recógelo mostrando tu reserva.
  4. Al recoger el paquete, desliza el botón de recolección para indicar que el pedido se completó.

Otra manera en la que Cheaf ayuda al medio ambiente es evitando el consumo de desechables. Los usuarios que decidan recoger sus platillos deberán llevar sus propios recipientes.